Buscar

Cargando...

martes, 26 de enero de 2016

ABRIGO RISCO DEL TAJO GORDO, Jimena de la Frontera, Cádiz.

Situado en el termino municipal de Jimena de la Frontera, en la zona recreativa del hozgarganta. El abrigo es de grandes dimensiones y ha sido utilizado como refugio para cabras, las pinturas rupestres esquemáticas de este abrigo como en la mayoría de abrigos de la zona se encuentran en un estado de deterioro avanzado, perdida de pigmentación, concreciones de calcita, microorganismos y sobre todo el roce de las cabras con las paredes del abrigo.

Vista frontal del abrigo.
El primer estudio sobre este abrigo lo realizo Henri Breuil en 1.929 publicándolo en su libro "Rock paintings of southern Andalusia". Y Uwe y Uta Topper en su libro "Arte rupestre en la provincia de Cádiz" (1.988).

Texto del libro de H.Breuil. (1.929).
Situación de las pinturas.
Puntos y lineas paralelas.
Calco según Uwe y Uta Topper. (1.988).
Puntos y figuras abstractas sin definir.
Calco de Uwe y Uta Topper, puntos y figura Abstracta. 1.988.
Calco de H. Breuil, solo hace referencia a puntos y lineas. 1.929.
Lineas paralelas.
Detalles de los puntos en dos lineas paralelas.
Detalles de puntos.
Punto aislado.
En todo el abrigo encontramos trazos sin definir y en mal estado, repartidos por todos sus paramentos, es una pena que solo se hayan conservado parte de las pinturas, pues debió estar muy decorada toda la cavidad.

Gracias a mi amigo Salvador.

Bibliografia:

- Rock Paintings of Andalusia, H. Breuil, 1.929.
- Arte rupestre en la provincia de Cádiz. Uwe y Uta Topper. 1.988.


domingo, 24 de enero de 2016

YACIMIENTO ROMANO DE LACIPO, Casares, Málaga.

Lacipo ubicada en la zona conocida como cerro del torreón, situada en el término de Casares (Provincia de Málaga, España). Enclave estratégico desde sus orígenes Iberos-Turdetanos en el siglo IV a.c., situada en una posición de control, dominando el valle entre las actuales provincias de Cádiz y Málaga, desde el interior a la costa, en la época romana, controlando la vía de penetración del valle hacia el interior de las actuales provincias de Cádiz y Málaga, por lo tanto, según la situación en altura, dominaría también buena parte de estas dos provincias.


Vista del cerro donde se ubica Lacipo.
Las primeras referencias a Lacipo se documentan a través de los escritos de los geógrafos greco-latinos, PLINIO, MELA y PTOLOMEO.
Plano Lacipo "1".

Plano Lacipo "2"
Las campañas de excavación arqueológica han demostrado la existencia de un recinto amurallado, en cuyo interior se han localizado restos de diversas estancias que parecen estar en función de la muralla, adosadas o yuxtapuestas unas a otras, sin que se evidencie un trazado ortogonal; se ha constatado la existencia de dos aljibes, lo que demuestra carencia de agua en esta zona. Asimismo, se han hallado los restos de un gran edificio de carácter público, y se ha podido constatar un nivel de enterramiento hispano-visigodo.






Resto de la muralla, que rodeaba todo el recinto.






Comparativa del tamaño de la muralla perimetral.
Los resultados de las investigaciones arqueológicas nos permiten concluir que nos hallamos ante un recinto colectivo de marcado carácter militar, cuya cronología se establecería entre los siglos I a. C. al siglo I , pudiéndose prolongar hasta el siglo II Asentándose la necrópolis hispano-visigoda una vez que las edificaciones estaban en desuso. Contaba con su propia fabrica de moneda.

Moneda de Lacipo, 

En la moneda podemos apreciar en una de sus caras reverso un delfín y en el anverso un toro y un astro, las dos caras cuentan con su perímetro marcado por puntos,que supuestamente eran los símbolos de la ciudad.


Restos arquitectónicos de la Ciudad.
Murallas:

La ciudad de Lacipo estaba rodeada por una muralla, que por desgracia solo se conserva en partes. Se puede apreciar la muralla original Ibera de la ciudad, que con la conquista romana fue reforzada.
Único resto donde se aprecia la muralla y su altura.
Paredón de opus caementicium (hormigón), donde se aprecia que esta colocado por tongadas.





Parte de la muralla del campamento Turdetano.
Resto muralla Turdetana.





Resto romano de la muralla, se observa la argamasa uniendo las piedras.







Aljibes:

Se localizan dos grandes aljibes abovedado como se muestra en las fotografías siguientes, donde aun se llega a apreciar el opus signinum (mortero de cal, arena y fragmentos diminutos de silícea).




Aljibe I.

Detalle pared del aljibe I donde se aprecia la argamasa interior que lo recubría.

Restos del Aljibe I.



Aljibe II.

Edificaciones: (Edificios públicos y viviendas).

 A continuación las fotografías muestran estancias de diferente tipologías que se hallan dentro del recinto amurallado.






Formación de escalera, posiblemente de entrada a algún edificio publico.



Vivienda donde aun se conserva las bases y alguna hiladas de piedras de los paramentos exteriores y en la piedra de entrada se observa un orificio para la bisagra de la puerta de acceso.






Vivienda rectangular donde aun se aprecia la división en dos habitáculos.













Vista general de la zona excavada donde se reconocen varias estancias, en disposición cuadrangular.
Restos de canalizaciones.

Recinto rectangular, que por sus dimensiones posiblemente sea algún edificio publico

Muros de edificaciones.
En las fotografías F.1 y F.2 observamos el sistema de saneamiento de ciudad, arquetas y canalizaciones.
F.1
F.2


Las excavaciones realizadas datan el abandono de la ciudad en el siglo IV d.c. y ya nunca se volvería ha habitar, salvo en época Visigoda que fue empleado su recinto como necrópolis.
En los alrededores de la ciudad en nuestra visita localizamos gran cantidad de restos de cerámica, tegulas y alfarería, repartida por toda la zona.



Notas:

- La Ciudad de Lacipo y sus monedas, Dialnet.






domingo, 17 de enero de 2016

DOLMEN DE LAS ENCINAS BORRACHAS, Alpandeire, Málaga.

Situado en el Termino Municipal de Alpandeire, Málaga, en el Puerto del mismo nombre a una altura de 1.000 metros y comunica la meseta de Ronda con la del río Genal.

El Dolmen de las Encinas Borrachas fue descubierto por Gimenez Reyna en 1.946, esta datado en la Edad del Cobre y presenta una galería de planta rectangular, segmentada en dos tramos, la longitud del la galería es de 6,30 metros y la altura máxima es de 1,74 mts al fondo de la galería y 1,20 en su entrada. Se conservan algunos de los ortostatos laterales, de las losas que los cubrían no se aprecian nada mas que varios fragmentos partidos por el suelo en la zona de entrada. La orientación del sepulcro es 135º Sureste.


Vista Lateral del sepulcro.
En la excavación realizada en 1.977 en el sepulcro, se indico que tubo que ser saqueado en algún momento difícil de determinar, solo se localizaron varios restos óseos humanos y de animales.


Dibujo en planta y alzados del sepulcro.

Vista del acceso al sepulcro.

Ortostatos.

Ortostatos.

Ortostato final del sepulcro.





domingo, 6 de abril de 2014

ABRIGO DE LAS BAILAORAS II, Los Barrios, Cádiz.

Situado a pocos metros de Bailaoras I dirección Oeste, encontramos una pared rocosa y a dos metros del suelo un pequeño abrigo, de difícil acceso, actualmente protegido con una reja. 


En este abrigo que a simple vista lo único que muestra son algunos trazos sin definir, guarda una pintura de una cierva y varios símbolos esquemáticos.

Dibujos publicado en la revista Almoraima.
Según Francisca piñatel que fue quien descubrió este abrigo, describe en el panel "A" una figura humana ancoriforme con cabeza, de cuyo brazo izquierdo parte suavemente una linea que nos recuerda a un látigo. Debajo de ella un zoomorfo pectiniforme con tres patas. En el panel "B" una linea inclinada color rojo. Y en el panel "C" dos símbolos esquemáticos en forma de "V" uno de ellos invertido.
En esta descripción que hizo Francisca Piñatel de las figuras del abrigo en la revista Almoraima, no menciona la pintura de la cierva.


Aquí vemos el panel del abrigo donde se encuentran las pinturas, a simple vista no se distinguen mucho los símbolos y el trazo de la cierva.





Vista de la pintura de la cierva, que guarda mucha similitud con el arte levantino.




En esta foto se ha remarcado el trazado de la pintura de la cierva para que se pueda ver bien.






En la fotografía que sigue podemos ver los dos símbolos esquemáticos en "V" uno de ellos invertido.


Aquí mi amigo Salvador el día que visitamos el abrigo.

BIBLIOGRÁFICA:
- Los Barrios en la Prehistoria, Síntesis y nuevos descubrimientos, Revista Almoraima, Fca Piñatel, Domingo Mariscal, Fco Torres.




sábado, 5 de abril de 2014

ABRIGO de las BAILAORAS I, Los Barrios, Cádiz.

Situado en el Termino Municipal de Los Barrios, cerca del área recreativa de la Montera del Torero. 
Las gran parte de las pinturas rupestres que había en dicho abrigo han desaparecido con el paso del tiempo o por la mano del hombre, se han fracturado y caído o arrancado placas de roca del panel, desapareciendo gran parte de las pinturas. Este abrigo debe su nombre a figuras antropomorfas en posición de baile, dichas figuras desaparecieron por causas del vandalismo.
Las pinturas que encontramos en este abrigo las podemos encuadrar en las de tipo esquemático, encontrando zoomorfos, pectiniformes, puntos, y las figuras humanas con los brazos en alto pudiendo estar en posición de baile, (actualmente solo visibles en los calcos de Uwe y Uta Topper, 1.988).
Uwe y Uta Topper en su libro, (Arte Rupestre en la Provincia de Cádiz. 1.988), muestra dibujos de la danza que decoraban las paredes del abrigo.

Calco de las Bailaoras (Topper), ya desaparecidas.
Calco de figuras (Topper).

Mi amigo Salvador y yo, hace ya mas de 25 años.
Vista del abrigo con la reja de protección.
Panel principal, donde se observan las pinturas.
Calco de Uwe y Uta Topper, 1.988.
En el panel principal se observa bastante bien el estado de deterioro en la que se encuentran las pinturas, ademas de los trozos de panel que faltan. A pesar de todo podemos ver una figura zoomorfa esquemática de un cuadrúpedo de color rojizo, ademas de trazos y puntos.

Ampliación del cuadrúpedo.

Posible cuadrúpedo o pectiniforme, en muy mal estado de conservación. Se puede observar en la parte derecha de la fotografía el recubrimiento de microorganismos de parte de la roca otro de los factores que influyen en la desaparición de las pinturas.

Resto de trazos y puntos de color rojizo.


BIBLIOGRAFIA:
- Uwe  y Uta Topper, Arte rupestre en la Provincia de Cádiz. 1.988.