Buscar

martes, 28 de febrero de 2017

EL MURO DE ADRIANO, BRITANIA.

Publio Elio Adriano.





«Fui el primero que trazó un muro, de ochenta mil pasos, para separar a los bárbaros de los romanos», afirma Adriano en la Historia augusta.

En el año 122, Publio Elio Adriano desembarcó en Britania. El emperador en su conquista marchó hacia el norte, llegando hasta la actual Newcastle, y allí construyo su gran obra: un muro que atravesaria la isla de mar a mar. Por primera vez en su larga historia de victorias y conquistas parecía que Roma había encontrado los límites de su Imperio.








El limes (limite) Romano se extendía durante 117 km desde el golfo de Solway, en el oeste, hasta el estuario del río Tyne en el este.







El Muro o Muralla de Adriano es una antigua construcción defensiva de la isla de Britania, levantada entre los años 122-132 por orden del emperador romano Adriano para defender el territorio britano sometido, al sur de la muralla, de las belicosas tribus de los pictos que se extendían más al norte del muro, en lo que llegaría a ser más tarde Escocia tras la invasión de los escotos provenientes de Irlanda. La muralla tenía como función también mantener la estabilidad económica y crear condiciones de paz en la provincia romana de Britannia al sur del muro, así como marcar físicamente la frontera del Imperio romano. Hoy día aún subsisten importantes tramos de la muralla, mientras que otras secciones han desaparecido al haber sido reutilizadas sus piedras en construcciones vecinas durante siglos.

Vista de los sillares que forman el Muro.

El muro de Adriano en sí estaba construido en su totalidad con sillares de piedra, tenía un grosor de 2,4 a 3 m y una altura de entre 3,6 y 4,8 m.



En cuanto a la vigilancia existían unos asentamientos construidos a lo largo del Muro de Adriano consistían en 14 fuertes principales y 80 fortines.


Vista recreada del Muro de ADRIANO.


El Muro contaba con un foso en su parte septentrional de 10 m y un camino militar que la recorría por su lado meridional. Más al sur del camino militar construyeron otro foso con dos terraplenes de tierra para proteger la muralla de ataques desde el sur.

Foso delante del muro.
Foso.


Bibliografia:

Adriano, la biografía del emperador que cambió el curso de la historia. A. R. Birley. Gredos, Madrid, 2010. El muro de Adriano. N. Fields. Osprey-RBA, Barcelona, 2009.

1 comentario: